¿Quienes Somos?

Conoce nuestra institucionalidad

Ya van 12 años desde la fundación de Red Liberal y en este tiempo hemos tenido el privilegio de ver cómo han aparecido nuevos actores, políticos y académicos, que han levantado las banderas liberales sin avergonzarse de su nombre. Desde el 2010 en adelante fuimos los primeros en decir sin miedo “somos liberales” y a partir de eso construimos nuestra visión de transformarnos en “La casa de todos los liberales”.

Pues bien, esta visión sigue más vigente que nunca. Hoy los liberales demócratas estamos políticamente divididos en 2 partidos: Evópoli y el Partido Liberal, no existiendo las condiciones políticas para modificar esta realidad, que incluye además a muchísimas personas que no militan. Sin embargo, creemos que sí es posible trabajar en la creación de un espacio común, más allá de la acción propia de un partido político.

En Red Liberal buscamos consolidarnos como un movimiento político-cultural no partidaria, que acoge a todos los liberales, donde el foco sea compartir, discutir y aprender entre todos los liberales, sin importar dónde nos encontremos políticamente, como foco en las ideas de libertad e igualdad.

 Red Liberal se fundó el año 2010 con base en 3 acuerdos ideológicos-programáticos que tienen plena vigencia hoy, los cuales son los siguientes

  • Primer Acuerdo

Encontramos nuestra idea fundamental de libertad en la tradición que la concibe como la autonomía de cada individuo para perseguir el proyecto de vida que estime conveniente como el principal objetivo de la organización pública. Esta autonomía requiere, de manera esencial, de un espacio de acción o ámbito de la vida donde no exista interferencia por parte del poder organizado. El reconocimiento y la ampliación de dicho espacio de libertades individuales, dentro de un marco de convivencia diversa y pacífica, ha sido y sigue siendo la principal preocupación del pensamiento liberal. Lo es también para nosotros.

  • Segundo Acuerdo

Reconocemos que la libertad no es el valor supremo cuando se carecen de condiciones mínimas de vida, ya que en dicho contexto las necesidades de subsistencia reducen de manera aguda la autonomía de los individuos. La libertad como elección pierde su sentido cuando la pobreza y la marginación eliminan las opciones. Por esto estamos comprometidos con un proyecto liberal que reconoce como prioritaria la tarea de igualar niveles básicos para el ejercicio digno de la libertad. Más aun, es rol fundamental de la política el construir instituciones justas que nos lleven a lograr la igualdad de oportunidades y derechos para personas de diferente origen socioeconómico, cultural y étnico, o que tengan diferentes creencias o tendencias sexuales. Para ello, el rol redistributivo y equiparador del Estado es una herramienta esencial.

  • Tercer Acuerdo

Entendemos que la libertad contemporánea consiste principalmente en el disfrute de la independencia privada, pero no abandonamos el espacio de conversación y deliberación sobre los asuntos públicos. Aspiramos a un modelo de liberalismo republicano que incentive (no obligue) a las personas a participar de la construcción de lo colectivo, tanto en el proceso democrático como en sus expresiones ciudadanas. Para ello, se requiere construir un espacio público amplio y robusto, basado en la idea de la igualdad democrática de sus ciudadanos y en una valoración permanente del activo de la diversidad